pie-diabetico-diabetes-tipo-2.jpg

Índice de contenido:

 

 

Pie diabético, consejos para su cuidado y prevención

 

Como todos conocemos, la diabetes se trata de una enfermedad crónica causada cuando el páncreas no produce la cantidad de insulina necesaria o cuando el organismo del paciente no emplea de forma eficaz la insulina que produce.

Si un paciente mantiene niveles de azúcar en sangre suficientemente elevados prolongados en el tiempo puede dañar nervios y vasos sanguíneos.

La lesión en los nervios -provocado por la diabetes- puede ocasionar la pérdida de sensibilidad en las extremidades, imposibilitando al paciente sentir si tiene una pequeña cortadura, ampolla o llaga en los pies.

Este tipo de lesiones derivan en úlceras e infecciones que a su vez, pueden no llegar a curarse si los pies no reciben suficiente sangre u oxígeno motivado por la lesión en los vasos sanguíneos.

Si un diabético presenta las complicaciones mencionadas, un mal calzado y unos hábitos de higiene inadecuados, el paciente puede desarrollar una patología llamada pie diabético.

 

Consejos para el autocuidado del pie diabético

 

En primer lugar, es recomendable revisar el estado del pie diariamente, ya que las complicaciones pueden desarrollarse rápidamente. Puedes realizarlo por la mañana antes de colocarte el calzado y por la noche antes de acostarte.

Por otro lado, usar calcetines de algodón sin costuras y emplear un calzado adecuado puede prevenir padecer la patología de pie diabético.

Los zapatos deben ser sin punta, que sean redondeados por delante, evitando en la medida de lo posible usar zapatos de tacón alto.

 

 Si quieres conseguir nuestra infografía sobre el cuidado del pie diabético PINCHA AQUÍ 

 

La higiene de uñas y pies debe realizarse con agua templada y jabón neutro, sin permanecer mucho tiempo en remojo evitando que la piel se macere. A la hora de secarlo, es importante hacerlo con mucho cuidado, sin frotar.

 

 

Mantener una correcta hidratación y una alimentación sana y equilibrada, unido a la práctica de deporte rutinaria, favorece la circulación de la sangre evitando la aparición del pie diabético. 

Por último, hay que tener en cuenta el corte de las uñas. Evita el uso de tijeras sustituyéndolas por cortaúñas.

 

 ¿Quieres mejorar tu control glucémico?
Conoce nuestros servicios personalizados 

 

 ¿Porque es recomendable revisar los pies un diabético?

 

Además de incluirlo como un hábito saludable que ayude a mantener un buen control glucémico, la persona diabética debe revisarse a diario sus pies por si hubiera nuevas úlceras o lesiones que no lleguen a percibirse. Si esto ocurre, debes acudir a tu médico lo antes posible.

 

 

¿Porque es fundamental acudir al podólogo periódicamente?

 

Además de la auto revisión diaria, es recomendable visitar periódicamente al podólogo, para que éste pueda explorar tus pies.

Es el especialista que puede determinar cualquier posible alteración, incluso una pérdida de sensibilidad mediante pruebas específicas como la palpación de pulsos o la exploración de la sensibilidad con monofilamento y diapasón.

También, revisará el tipo de calzado que utilizas, recomendándote cual es el tipo de calzado más adecuado para evitar posibles complicaciones.

 

 

En caso de padecer síntomas graves, como por ejemplo un cambio de coloración en tus pies, pasando por tonalidades o negras, debes acudir a urgencias rápidamente ya que la infección está produciendo necrosis, una destrucción de tejido en tus pies.

 

Consejos para la prevención del pie diabético

 

Las personas con diabetes presentan mayor riesgo de sufrir pie diabético, ya que, en su aparición, tiene un papel primordial mantener los niveles de glucosa en sangre elevados de forma permanente.

Los daños provocados por un mal control glucémico son los siguientes:

  • Pérdida de la sensibilidad en los pies,que impide percibir la aparición de nuevas heridas. 

 

 

  • Afectación motora.Al modificarse la morfología del pie se producen alteraciones biomecánicas, limitación de la movilidad y presencia de deformidades en el pie. 
  • Un déficit en el sistema sudomotor.Al estar inhibida la sudoración, la piel se vuelve cada vez más seca. Esta sequedad ocasiona que ante el más mínimo roce se originen fisuras o grietas que se transforman en la puerta de entrada a posibles bacterias. Por ello, es imprescindible extremar la higiene.

 

La ausencia de síntomas no indica que los pies estén sanos

 

En la prevención del pie diabético, además de mantener un buen control glucémico es importante:

  • Vigilar las cifras de tensión arterial y las de colesterol para que la circulación sanguínea sea la idónea.
  • Si eres fumador, es fundamental que abandones el hábito tabáquico ya que el consumo de tabaco dificulta la circulación sanguínea y con ello, se impide que la sangre pueda fluir hacia los pies correctamente. 

 

¿Te parece interesante este artículo?
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

¿TE HA PARECIDO INTERESANTE EL ARTÍCULO?

Si tienes alguna duda o sugerencia, estaremos encantados de responderte

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *