Premios Cinfa Esperanza en diabetes

Juan Carlos Merino, Farmacéutico, Educador Terapéutico en Diabetes Experto en Coaching Nutricional

Esperanza en Diabetes es galardonado por Cinfa en sus

La intervención del farmacéutico, mediante actividades educativas especializadas, en la prevención de enfermedades cardiovasculares resulta fundamental para evitar o retrasar al máximo su desarrollo.

La importancia de esta labor reside en que la mayoría de estas patologías se desarrollan de manera silenciosa y generalmente solo avisan cuando ya están muy avanzadas.

Autor de los cursos sobre diabetes tipo 2

Publicados en la plataforma de formación especializada Mifarmaformación

Durante mis años de experiencia he podido comprobar que a medida que cumplimos años, vamos interiorizando rutinas y creencias basadas en las experiencias vividas.

El problema surge cuando estas creencias se encuentran tan arraigadas, que se recurre a ellas ante la aparición de nuevos problemas de salud, sin plantearse su validez actual. Esta actuación, cierra puertas a la posibilidad de descubrir nuevas técnicas más eficaces en la resolución de ese problema.

Por estos motivos, introduje en mi práctica diaria Técnicas de Coaching ya que permiten al paciente detectar y evaluar la validez de sus creencias previas con vistas a mejorar su situación actual. Ganan en confianza, se sienten más motivados y adquieren compromiso y responsabilidad en la gestión de su enfermedad.

Artículo publicado en la revista especializada “Aula de la Farmacia” en el que profundizo como el farmacéutico puede ayudar a mejorar el control glucémico a todos los niveles:
Farmacia comunitaria esperanza en diabetes

El ejemplo más cercano lo he tenido en casa, con mi madre. Fue diagnosticada de diabetes tipo 2 hace más de veinticinco años coincidiendo con la menopausia. Por aquel entonces, yo vivía todavía con mis padres y aun recuerdo “las cantidades ingentes de verdura cocida” que comíamos, en solidaridad familiar, para que mi madre no tuviera que “pincharse”.

Desde hace unos diez años tiene diagnosticada una Retinopatía diabética. Puedo aseguraros que no ha sido indolente con su tratamiento. Creo que la aparición de esta complicación vino ocasionada principalmente por la falta de información.

Tuvo un desconocimiento parcial de la enfermedad, de su tratamiento (el retrasar tanto tiempo la insulinización) y de la multitud de factores que hay que tener en cuenta para un mejor control de la misma.

El problema que encontró mi madre y que hoy en día, sigue estando vigente, es la falta de tiempo que tienen los profesionales sanitarios para explicar y mentalizar de la importancia que tiene un buen seguimiento y control de la diabetes ya que esto asegura impedir o retrasar al máximo la aparición de las complicaciones.

El origen y creación del nombre “Esperanza en Diabetes” fue relativamente sencillo. Las dudas iniciales fueron fácilmente resueltas al acordarme de mi madre, su nombre y su diabetes, porque aun no os he comentado que mi madre se llama Esperanza.