factores-riesgo-diabetes-tipo-2.jpg

Índice de contenido:

 

Conoce los factores de riesgo si padeces diabetes tipo 2, ¿qué es el Test de Frindisk?

 

La diabetes tipo 2 suele iniciarse con síntomas muy generales y casi imperceptibles. La persona los relaciona con problemas propios de la edad debido al envejecimiento que con la diabetes. Por tanto, al pasar desapercibida en su etapa inicial, este tipo de diabetes va evolucionando silenciosamente dañando gravemente distintos órganos.

En la aparición de la diabetes tipo 2 -a diferencia del tipo 1- intervienen una combinación de factores que todos deberíamos conocer para detectar lo antes posible si nosotros o gente de nuestro entorno son diabéticos aún sin diagnosticar.

Por estos motivos, si reconoces en ti alguno de los siguientes factores de riesgo que vamos a enumerar, es fundamental que acudas a tu médico y te hagas un análisis de sangre. Con el resultado obtenido, tendrás un diagnóstico que -en caso de ser positivo- permitirá a tu médico instaurar un tratamiento personalizado lo más temprano posible.

 

 

 

Factores de riesgo modificables al ser diabético tipo 2

 

Sobrepeso y obesidad

Son los factores responsables de más del 80% de los casos de DM2. El incremento de peso trae consigo un aumento de grasa que dispara el riesgo de entrar en diabetes tipo 2 al desarrollar un estado de insulinoresistencia.

La insulina que libera el páncreas es incapaz de ayudar a que el azúcar que viaja por la sangre penetre en las células para transformase en energía. Ese aumento en la concentración de azúcar en sangre se denomina hiperglucemia y origina la diabetes.

Además, la obesidad y el sobrepeso se consideran como desencadenantes de otros factores de riesgo cardiovascular como hipertensión arterial, colesterol elevado y diabetes.

 

 ¿Sabes qué hacer para controlar mejor tu diabetes tipo 2? Conoce «Esperanza en Diabetes» 

 

Índice de masa corporal para conocer nuestro peso adecuado

El índice de masa corporal (IMC) es un indicador sencillo de la relación entre el peso y la talla, que se utiliza de manera global para identificar si nuestro peso es adecuado.

El resultado se obtiene al dividir el peso de una persona en kilos por el cuadrado de su talla en metros (Kg/m2). Según el valor numérico obtenido se habla de:

 

  • IMC< 18.5 Peso insuficiente
  • IMC 18.5 – 24.9 Normopeso
  • IMC 25 – 26.9 Sobrepeso grado I
  • IMC 27 – 29.9 Sobrepeso grado II
  • IMC 30 – 34.9 Obesidad tipo I
  • IMC 35 – 39.9 Obesidad tipo II
  • IMC 40 – 49.9 Obesidad de tipo III (mórbida)
  • IMC >50 Obesidad de tipo IV (extrema)

 

 

 

Sedentarismo

 

Si realizamos una menor actividad física y se ingieren una cantidad igual de alimentos a la habitual, gastaremos menos energía y por tanto, pasaremos de una situación de normopeso, a una de sobrepeso u obesidad.

La práctica habitual de ejercicio físico produce múltiples beneficios en la salud de la persona diabética. A parte, contribuye a eliminar o retrasar la aparición de complicaciones en una diabetes tipo II que, mal controlada, provoca dolencias en distintos órganos del cuerpo.

Hacer deporte de forma rutinaria reduce el riesgo de sufrir un accidente cardiovascular, ya que produce los siguientes beneficios:

  • A nivel coronario. El ejercicio físico controlado disminuye el riesgo de sufrir enfermedades del corazón. En caso de haber sufrido un accidente cardiovascular, previene de segundos ataques cardiacos.
  • A nivel arterial. Se reduce el riesgo de formación de coágulos, retrasando la aparición de trombos. Además, evita la aparición de varices al mejorar el retorno venoso.
  • Disminución de la presión arterialy prevención de la aparición de hipertensión.
  • Ayuda a mantener el peso ideal, evitando el sobrepeso y la obesidad. Contribuye a rebajar, tanto el valor del colesterol total como del LDL, aumentado el del colesterol HDL.
  • Mantener una rutina deportivaaumenta la sensibilidad a la insulina, principal origen de la diabetes tipo II. Disminuye la resistencia a la insulina mejorando el control glucémico y evitando la aparición de las complicaciones asociadas a la diabetes.
  • A nivel psicológico. El deporte refuerza la autoestima y disminuye la aparición de ansiedad, factores que ayudan a normalizar la enfermedad.

 

 

 

Tabaco y alcohol

El hábito tabáquico es una enfermedad adictiva crónica. A causa de la nicotina, la dependencia que provoca la nicotina hace muy difícil su erradicación a pesar de las graves enfermedades que causa: cardiovasculares, respiratorias y aparición de tumores.

El tabaquismo a nivel mundial presenta una elevada prevalencia ocasionando altas tasas tanto de mortalidad como de morbilidad (es un estado de mala salud o de discapacidad).

En España, desde el 1 de enero de 2020, el Sistema Nacional de Salud (SNS), financia Vareniclina (Champix®) y Bupropión (Zyntabac®) para la deshabituación tabáquica. Se requiere prescripción médica, ser mayor de 18 años y cumplir una serie de criterios.

 

 

De todos es sabido que fumar provoca enfermedades cardiacas y pulmonares, pero lo que no conoce tanta gente es el mayor riesgo de padecer diabetes tipo 2 que trae consigo. Además, tiene una relación dosis dependiente, es decir, cuantos más cigarrillos fumes más posibilidades tienes de ser diabético.

Del mismo modo, el consumo de bebidas alcohólicas en exceso es otro mal compañero de viaje, ya que también incrementa este riesgo.

 

Hipertensión arterial y colesterol elevado

 

El colesterol viaja por la sangre en proteínas llamadas lipoproteínas y aquí surgen dos tipos de colesterol:

  • El LDL o colesterol de baja densidad (el malo). Niveles elevados en sangre que producen una acumulación de placas en las arterias.
  • El HDL o colesterol de alta densidad (el bueno). Su función es transportar el colesterol de otras partes del cuerpo de vuelta al hígado, donde se elimina.

 

En diabetes los valores de colesterol no deben superar:

  • Colesterol total los 200 mg/dl
  • Colesterol LDL. Debe estar por debajo de 100 mg/dl. Si la persona diabética presenta un riesgo alto de sufrir un ataque cardiaco o accidente cerebrovascular se restringe ese valor a un máximo de 70 mg/dL
  • El colesterol HDL debe estar por encima de 40 mg/dl en el hombre y 50 mg/dL en la mujer

 

 

 

La tensión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias. En cambio, la hipertensión es una de las patologías más habituales hoy en día. Hay muchas personas diagnosticadas en todo el mundo, pero son más las que desconocen que lo son, con el consiguiente riesgo para su salud. ¿Cuándo se habla de hipertensión?

 

  • Tensión sistólica por encima de 13.5 mm/Hg
  • Tensión diastólica por encima de 8.5 mm/Hg

 

Recomendaciones antes de tomarse la tensión arterial (PA) en casa

  • Media hora antes de la toma no consumir alcohol, café, tabaco ni medicamentos que puedan variar la PA
  • Si acabas de realizar ejercicio físico o has comino, no realices la toma al instante
  • Si coincide con un momento de estrés o ansiedad esperar unos minutos
  • Tomarse la PA en un lugar tranquilo de la casa, con temperatura agradable y sin ruidos
  • Sentarse cómodamente y sin cruzar las piernas

 

La práctica habitual de ejercicio físico mejora tanto la presión arterial como los niveles de colesterol. Por ello, te invitamos a que conozcas cuáles son los mejores ejercicios en diabetes tipo 2.

 

 

 

Alimentos que ayudan a bajar la tensión arterial y el colesterol

 Los alimentos que disminuyen la tensión arterial son todos aquellos que por un lado aporten potasio (compensa el efecto de sodio) y por otro, antioxidantes (disminuye la tensión en las arterias). Algunos de esos alimentos son:

  • Ajo: vasodilatador de arterias y capilares además de ser antibacteriano y antifúngico.
  • Cebolla: favorece la dilatación de los vasos sanguíneos y ayuda a mejorar la circulación de la sangre.
  • Reducir al máximo el consumo de sal y de todos aquellos productos que puedan contenerlo como las conservas, quesos y embutidos.
  • Alcachofas: ricas en potasio y con propiedades diuréticas que favorecen la disminución de la tensión arterial. Fortalece y limpia el hígado, promueve la secreción de bilis y reduce el colesterol.
  • Apio:por su contenido en sodio, estimula la producción de orina. Ayuda a bajar de peso gracias a su bajo contenido tanto en grasas como en calorías y a sus propiedades saciantes.
  • Espárragos: propiedades diuréticas, laxante y antioxidantes.
  • Kiwi: efecto laxante debido a su alto contenido en fibra insoluble. Elevado poder antioxidante gracias a su alto contenido en vitamina C.

¿Te parece interesante el contenido?

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

 

Diabetes tipo 2 inducida por fármacos

La administración de algunos fármacos aumenta el riesgo de desarrollar DM2. Entre ellos podemos encontrar:

  • Antipsicóticos atípicos: olanzapina y clozapina
  • Glucocorticoides
  • Anticonceptivos orales
  • Combinación de Betabloqueantes y diuréticos tiazídicos

 

 

Factores de riesgo no modificables para diabetes tipo 2

En este apartado, encontramos otro tipo de factores alejados de los mencionados con anterioridad.  

  • Edad. A partir de los 40, el riesgo se incrementa según cumplimos años
  • Raza. El riesgo es mayor en personas hispanas, asiáticas y negras
  • Antecedentes familiares. Personas con padre o madre con diabetes tienen más riesgo de sufrirla. Este riesgo aumenta si los dos presentan DM2.
  • Mujeres con diabetes gestacional. Durante el embarazo, tienen más probabilidades de desarrollarla en un futuro.
  • Síndrome del ovario poliquístico. Las mujeres que presentan este síndrome tienen mayor riesgo.

 

¿Qué es el Test de Findrisk?

A diferencia de la diabetes tipo 1, los principales factores de riesgo de entrar en diabetes tipo 2 son: edad, obesidad o sobrepeso, antecedentes familiares de DM2, diabetes gestacional, sedentarismo y hábitos alimentarios. Cuanto mayor sea el número de estos factores que presentes en tu vida, tu probabilidad de ser diabético tipo 2 se dispara.

Si quieres determinar esa probabilidad en los próximos 10 años, tienes una herramienta muy sencilla y fiable, hacemos referencia al Test de Findrisk, mediante ocho preguntas se valoran estos factores de riesgo. Puede realizarlo a través de la Fundación para la Diabetes de Novo Nordisk

¿TE HA PARECIDO INTERESANTE EL ARTÍCULO?

Si tienes alguna duda o sugerencia, estaremos encantados de responderte

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *