reloj-azul-rosa-esperanza-diabetes.jpg

Índice de contenido:

 

Estreñimiento y diabetes. Conoce sus tratamientos.

 

El estreñimiento es un cambio del hábito intestinal muy común y con tendencia al alza al ser determinantes en su aparición:

  • · Alimentación baja en líquidos y fibra, el sedentarismo y la obesidad.
  • · Tratamiento con medicamentos que ralenticen el tránsito intestinal.
  • · Reprimir repetidamente el deseo de defecar.

En nuestro anterior artículo sobre estreñimiento y diabetes,  vimos como aquellas personas que conviven con un mal control glucémico durante años, pueden tener dañadas las terminaciones nerviosas del interior del intestino, ocasionándoles molestias al evacuar. Si no se actúa a tiempo su evolución puede derivar en una neuropatía (daño en las terminaciones nerviosas) que impide la llegada de señales al músculo del colón, alterando el correcto movimiento (peristaltismo) intestinal.

 

 

A este cuadro de estreñimiento, pueden sumarse otras complicaciones como la aparición de hemorroides o fisuras anales.

Tras enumerar y comprobar las medidas higiénico-dietéticas, hoy repasaremos el amplio arsenal terapéutico del que se dispone actualmente frente al estreñimiento.

 

¿Cómo se puede evitar el estreñimiento?

 

Aunque son varios los fármacos actualmente existentes en evitar el estreñimiento, hay que remarcar que cada tratamiento es particular, por lo que un mismo medicamento puede no ser efectivo en dos personas. Se habla de estreñimiento cuando una persona tarda más de tres días sin ir al baño.

 

 ¿Sabes cómo mejorar tu diabetes tipo 2?
Conoce «Esperanza en Diabetes» 

 

El médico buscará laxantes que estén aconsejados a la situación personal de cada paciente y por supuesto que sean seguros, eficaces, cómodos y que no produzcan intolerancia.

Antes de prescribir el uso de estos medicamentos, se recomienda introducir hábitos higiénico-dietéticos debido a los múltiples beneficios que otorgan a nuestra salud.

 

 

Si las medidas higiénico-dietéticas no surten efecto, subiríamos al siguiente escalón donde encontramos los suplementos de fibra, los agentes formadores de masa y, cuando éstos se muestren ineficaces o no sean tolerados por la persona, se buscará que entren en acción los agentes osmóticos.

En el tercer escalón se sitúan los laxantes estimulantes. Se utilizan sobre todo en pacientes con estreñimiento severo y con factores de riesgo no modificables, como es el caso de las personas enfermas de cáncer y tratadas con opiáceos. Los pacientes con tránsito lento o con alteraciones neurológicas también pueden necesitar este tipo de laxantes.

 

 

Como última opción terapéutica se encuentran linaclotida y prucaloprida, que producen mejora tanto en la frecuencia como en la consistencia de las heces, en caso de estreñimiento funcional grave ocasionado por otros tratamientos.

 

Conoce los laxantes más recomendados por los especialistas en 2021

 

Laxantes formadores de masa (Plantago ovata)

 

Se recomiendan en caso de estreñimiento simple y cuando hay dificultades de propulsión que enlentecen el tránsito de las heces.

Las responsables de la acción laxante son las cutículas de las semillas de la planta denominada Plantago ovata.  La fibra en contacto con el agua se hincha formando un gel muy viscoso que aumenta el volumen de las heces. Se produce entonces una distensión del intestino que estimula el movimiento (peristaltismo) intestinal.

 

Síguenos en Facebook
Cada día un nuevo tip en Esperanza en Diabetes 

 

Recomendaciones de uso:

Tomarlo con abundante cantidad de agua.

  • · En personas diabéticas, tratadas con insulina, puede ser necesario reducir la dosis de ésta cuando este medicamento se toma junto con las comidas.
  • · Principal inconveniente: sensación de distensión en el abdomen y la aparición de flatulencias debidas a la fermentación de la fibra al llegar al colon.

 

Laxantes osmóticos (lactulosa, lactitol y macrogol)

 

Tienen la capacidad de extraer y retener el agua en el intestino aumentando así el volumen de las heces. También se incrementa el flujo de líquido a lo largo del tracto gastrointestinal facilitando la frecuencia defecatoria.

 

 

1. LACTULOSA Y LACTITOL

 

Laxantes que combinan una suave acción estimulante con una osmótica.

Acción estimulante: lactulosa y lactitol son dos disacáridos que la flora de nuestro colón metaboliza mayoritariamente produciendo ácido láctico y ácido acético. Este proceso ocasiona una disminución del pH en el colón que ayuda a estimular el movimiento intestinal.

Acción osmótica: paralelamente (mediante un proceso denominado osmolaridad) consiguen extraer y retener el agua en el intestino aumentando de esa manera el volumen de las heces y facilitando por tanto su evacuación.

Recomendaciones de uso

  • · En una persona diabética, la lactulosa puede modificar la glucemia a partir de una dosis, en tratamientos prolongados o en caso de existir un mal control glucémico. Siempre será el medico el que evalúe su idoneidad de uso y la pauta recomendada.
  • · Se necesitan al menos dos días de tratamiento para que las bacterias del colon puedan metabolizarlos.
  • · Al inicio del tratamiento y, según la dosis ingerida, pueden aparecer flatulencias (gases) que suelen desaparecer en pocos días sin necesidad de tener que abandonar su tratamiento.

 

 

2. MACROGOL

 

Se trata de un laxante de tipo osmótico que actúa incrementando la cantidad de fluidos en el intestino, proporcionando la hidratación necesaria para que las heces sean más blandas, favoreciendo su tránsito y se eliminándolas más fácilmente.

Esta indicado en el tratamiento del estreñimiento tanto en adultos, en personas de edad avanzada y en niños a partir de los 12 años.

A pesar de aumentar el contenido de líquido intestinal, no se absorben ni se metabolizan, por lo que posee como principales ventajas el no producir flatulencias y tener un efecto más inmediato. El volumen de líquido intestinal no absorbido es el responsable de sus propiedades laxantes.

En general, suele tolerarse bien y tienen menos efectos secundarios.

 

 

Laxantes salinos

 

Se administran vía oral y mediante un proceso de osmosis, pasa agua desde el plasma al intestino, lo que aumenta el volumen y estimula la actividad del músculo intestinal. Al ser de acción muy rápida se utilizan cuando se necesita una evacuación rápida, como puede ser antes de una operación o antes de realizar un estudio (colonoscopia). También se utiliza en casos de intoxicación.

 

Laxantes estimulantes de la mucosa intestinal

 

Bisacodilo, picosulfato sódico; derivados antraquinónicos como el sen, la cáscara sagrada, aloe, ruibarbo y frángula

  • · Su acción laxante se origina por un estímulo directo sobre las paredes del intestino grueso, especialmente en el colon.
  • · Provocan la evacuación semisólida en torno a las 6-8 horas tras su administración.
  • · Producen dependencia y tolerancia.
  • · Su abuso puede provocar dolor abdominal y desequilibrios por alteraciones en el transporte electrolítico: hiponatremia (bajos niveles de (Na) sodio) e hipopotasemia (bajos niveles de (K) potasio).

 

 

Laxantes emolientes y lubricantes

 

1. PARAFINA LÍQUIDA O GLICERINA

 

  • · Su efecto laxante se consigue gracias a las emulsiones aceite/agua que produce con las heces.
  • · Aumentan y ablandan la masa fecal facilitando su posterior eliminación.
  • · Presentan efecto laxante suave y con acción lenta (entre 24 y 48 horas).
  • · No se utilizan como tratamiento de mantenimiento.

 

Linaclotida y Prucaloprida

 

1. LINACLOTIDA

 

Fármaco cuyo uso en España está aceptado para el tratamiento sintomático del síndrome del intestino irritable con estreñimiento (SII-E), entre moderado y grave en adultos.

 

2. PRUCALOPRIDA

 

Indicada para el tratamiento sintomático del estreñimiento crónico en adultos en los cuales los laxantes no proporcionan un alivio adecuado.

 

¿Te parece interesante el contenido?

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

 

Laxantes rectales

 

Indicados en caso de que existan problemas de expulsión o se precise una rápida evacuación.

 

 

Su uso también es frecuente en ancianos encamados que tienen dificultades y la necesidad de controlar que el momento de la evacuación coincida con la presencia del cuidador.

Resultan una solución rápida e ideal en los viajes.

 

1. SUPOSITORIOS DE GLICERINA

 

La presencia de un cuerpo extraño en el recto provoca el estímulo del reflejo de defecación. Al fundirse el supositorio, la glicerina lubrifica y produce un ligero efecto irritante que estimula al recto. La entrada de un cuerpo extraño en el recto estimula el reflejo defecatorio.

 

2. ENEMAS Y MICROENEMAS

 

Penetran y aumentan el volumen de líquido en el interior, además de hidratar, consiguiendo así reblandecer la masa fecal.

¿TE HA PARECIDO INTERESANTE EL ARTÍCULO?

Si tienes alguna duda o sugerencia, estaremos encantados de responderte

Promedio de puntuación 5 / 5. Recuento de votos: 1

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *