Índice de contenido
Cuida tu pelo en verano

Llega el verano y seguro que piensas en lucir tu larga y saludable melena que tanto te ha costado conseguir, pero… ¿usas protector solar específico para el pelo?, ¿proteges tu cabello de las agresiones de la sal o el cloro?

Igual que usamos los fotoprotectores solares para combatir los peligros de las radiaciones UV (incluso en invierno), debemos concienciarnos de proteger nuestro cabello durante el verano frente a las elevadas temperaturas, las radiaciones solares, el cloro, la sal o el sudor.

Si quieres mantener su fortaleza, brillo y coloración, te lo contamos en el siguiente artículo.

cuidado piel diabetes

¿Por qué sufre más el cabello en verano?

Si quieres presumir de pelo bonito todo el verano debes prestar especial atención a varios factores:

  • En el caso de personas con diabetes, es conocido el impacto negativo que provoca un mal control glucémico en la salud. La hiperglucemia afecta tanto al sistema circulatorio como al sistema nervioso, estando ambos muy vinculados al crecimiento y desarrollo capilar. Sin ser un problema vital si puede alterar la calidad de vida de quien lo sufre.  
  • Existen factores como la edad, sobre los que es imposible frenar su avance. Según cumplimos años nuestro cabello también envejece, disminuyendo en volumen, brillo y cantidad. 

Lee: ¿Cómo mejorar la glucemia en verano?

  • Sin embargo, sí puedes actuar frente a los principales riesgos a los que se expone el cabello durante los meses de verano: sal, cloro, sudor, radiaciones UV y las elevadas temperaturas. Recuerda que los cambios bruscos de temperatura castigan mucho la salud capilar, motivo por el cual, durante los meses de invierno, no debes olvidar su cuidado.
Riesgos a los que se expone el pelo en verano

Riesgos a los que se expone nuestro pelo en verano

  • Las elevadas temperaturas y las radiaciones del sol agreden las fibras de queratina.
  • El cloro de las piscinas altera la estructura de las fibras capilares llegando incluso a modificar su color.
  • Las altas concentraciones de sal presentes en el mar deshidratan el pelo. Se vuelve encrespado, mate y muy castigado.
  • Las radiaciones UV son muy nocivas para la cutícula del cabello. Son responsables de la oxidación y formación de radicales libres que van a modificar la estructura capilar dejando el cabello seco, quebradizo, sin brillo y con baja intensidad de color.
  • El viento no solo altera su apariencia, también puede provocar enredos y roturas.

Consejos para proteger el cabello del sol en diabetes tipo 2

  • Protección solar con productos específicos, que contengan filtros UV. Si tienes la constancia de aplicarlo siempre antes de salir a la calle, incluso en los días nublados, evitarás la agresión de los rayos UV, especialmente en el caso de cabellos rubios o teñidos.
  • Al finalizar un día de playa o piscina, usa productos que ayuden a reparar las fibras capilares agredidas.
  • Usa aceites naturales que además de proteger de los rayos UV, también aporten brillo e hidratación a tu cabello. Pueden aplicarse antes y después del baño con el fin de preservarlo del cloro y la sal
  • Tras bañarte en la piscina o en el mar, no olvides aclarar tu pelo con agua fría. Activarás la circulación sanguínea y le aportarás brillo.
  • Cubre tu cabeza con sombrero, gorra o pamela, especialmente en las horas centrales del día. Así se previene la aparición de lesiones en el cuero cabelludo (queratosis actínica) de aspecto costroso y de color amarillento. Son lesiones cada vez más frecuentes que deben ser tratadas por un dermatólogo ya que si dejamos que se desarrollen pueden derivar en epiteliomas (carcinomas) basocelulares.
disminución absorción calcio
  • Proteger la cabeza ayuda a evitar la aparición, en personas con alopecia androgénica, de un tipo de alopecia muy llamativa y repentina que puede ocurrir entre los dos o tres meses posteriores a una exposición solar importante. Se caracteriza por una disminución en la densidad del cabello que expone al cuero cabelludo frente a las radiaciones solares.
  • Antes de meterte en el mar o la piscina, moja tu cabello con un spray o usa una mascarilla. Evitarás que tu pelo absorba mucha sal o cloro junto al agua.
  • No usar secadores ni planchas para el pelo ya que exponen al cabello a temperaturas muy elevadas que agreden a su estructura. Dejar secar libremente al aire. Si no dispones de tiempo, usa el secador a muy baja temperatura y con distancia. Existen en el mercado protectores térmicos del cabello para personas adictas al uso de secadores y planchas.
Proteger pelo en verano
  • Cepillar el pelo mojado es un error ya que se encuentra debilitado y puede romperse. Usar peines de púas anchas. 
  • Evita llevar raya en el pelo ya que dejarás expuesta esa zona a las radiaciones solares disparando el riesgo de sufrir quemaduras solares en tu cuero cabelludo
  • En cuanto a la alimentación durante estos meses, si introduces frutas, verduras y hortalizas de temporada y proximidad en tu dieta, te beneficiaras de los antioxidantes y betacarotenos presentes en su composición. 

Son la solución natural al prematuro envejecimiento que sufre nuestra piel y cabello por acción de los radicales libres. 

Existen suplementos específicos para estos casos aunque se suele recomendar consumir a partir de otoño para mitigar una posible caída estacional.

restaurar cabello dañado

Cómo restaurar el cabello dañado durante el verano

  • Cambia de champú en esta época 

Sustituye el habitual por uno menos agresivo y más hidratante que combata la deshidratación provocada por sol, cloro y sal. 

Suelen ser champús neutros de composición suave, natural, y libres de sulfatos con el fin de no debilitar la defensa natural del cabello.

  • Utilizar un exfoliante suave del cuero cabelludo sería el primer paso para mantener sano el cabello.
  • Uso de champú y acondicionador hidratante para cabello seco y dañado. Suelen contener aceite de argán, anteca de karité, diferentes aminoácidos, biotina, etc.
  • Enjuagar el cabello con agua fría durante un minuto después de lavarlo y acondicionarlo. Ayuda a potenciar su brillo, estimula el flujo sanguíneo al cuero cabelludo y es un perfecto aliado para combatir el calor. Aunque se debería aclarar siempre con agua fría, es cierto que no resulta sencillo llevarlo a cabo durante el invierno. 
  • Utilizar mascarilla de tratamiento semanal para luchar contra la sequedad y el castigo al que se ha visto sometido el cabello. 
  • Como tratamiento complementario se recomienda, cada vez más, el uso de aceites específicos para el cabello que protegen y mantienen su brillo y color. Suelen ser aceites vegetales como el argán , jojoba, aguacate o macadamia. 

Según la composición, se pulverizan sobre el cabello (seco o húmedo) antes o durante la exposición al sol. Repetir la aplicación tras el baño. No suele hacer falta aclarar

Cuidar cuero cabelludo verano

Y si eres calvo, ¿Cómo cuidas tu cuero cabelludo?

Al igual que el resto de la piel, el cuero cabelludo en personas calvas o con algún grado de alopecia, necesitan de un cuidado especial ya que es la primera barrera de la que disponemos para hacer frente a cualquier agresión externa.

Al estar más expuesta la cabeza a la radiación solar de manera continua y directa debemos protegernos con cremas de máxima fotoprotección y mediante gorra, pamela, etc. Evitaremos así, en el corto plazo la aparición de quemaduras, irritaciones o las cada vez más frecuentes alergias al sol. A largo plazo nos servirá para intentar esquivar la aparición de un posible cáncer de piel. 

Cuidado cuero cabelludo

¿Cuánta crema debes aplicarte en la cabeza?

Según los especialistas hay que aplicar sobre la piel seca (media hora antes de la exposición solar) una cantidad generosa y uniforme del protector solar. Se repetirá la aplicación cada dos horas y siempre después de sudar intensamente, bañarse o secarse.

En el caso de una cabeza rapada o sin pelo, se ha consensuado que debe aplicarse la cantidad que cubre el dedo índice y corazón con una línea. Esta misma cantidad sería la recomendada para la cara sin olvidar las orejas.

¿Te parece interesante este artículo? 
SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

Como final de los cuidados y tras la ducha, protegeremos nuestra piel hidratándola con productos específicos que la calmen y la regeneren de las agresiones recibidas.

¿TE HA PARECIDO INTERESANTE EL ARTÍCULO?

Si tienes alguna duda o sugerencia, estaremos encantados de responderte

Promedio de puntuación 4.5 / 5. Recuento de votos: 15

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *