diferencias-entre-diabetes-tipo-1-diabetes-tipo-2-portada.jpg

Índice de contenido:

 

Conoce las principales diferencias entre diabetes tipo 1 y diabetes tipo 2

 

¿Qué es la diabetes?

 

Con la ingesta de alimentos, nuestro cuerpo pone en marcha una serie de procesos fisiológicos que permiten que las moléculas de glucosa, procedente de los alimentos, se liberen en nuestra sangre.

Gracias al funcionamiento del flujo sanguíneo, esta glucosa que recorre nuestra sangre alcanza las distintas células que forman los tejidos de nuestros órganos.

El problema surge cuando esta glucosa es incapaz de penetrar en el interior de las células, quedándose a las puertas. Como consecuencia, se aumenta la concentración de glucosa derivando en un estado de hiperglucemia.

 

 

¿Cómo consigue entrar la glucosa en el interior de las células?

 

La insulina es la molécula encargada de facilitar la entrada de la glucosa al interior de las células, siendo la responsable de minimizar la concentración de glucosa en sangre, por ello, la insulina es la responsable de mantener el equilibrio glucémico en nuestro cuerpo.

 

Relación entre alimentos, insulina y diabetes

 

Alimentos

 

Los alimentos están constituidos por nutrientes que se dividen en macronutrientes y micronutrientes.

Los macronutrientes se componen de hidratos de carbono (HC), proteínas y grasas, mientras que los micronutrientes engloban las vitaminas y minerales.

 

 

Los macronutrientes son los encargados de proporcionarnos energía, en especial los hidratos de carbono , principal fuente de energía para nuestro cuerpo empleada para el funcionamiento del cerebro y los músculos entre otros órganos.


Hidratos de carbono simples y compuestos

 

Los hidratos de carbono se dividen en simples y compuestos, según estén constituidos por cadenas más o menos largas, respectivamente.

Durante la digestión, la glucosa se libera más rápidamente en los hidratos de carbono simples, originando picos rápidos y elevados de glucemia en sangre.

Es recomendable ingerir diariamente un total de entre 50 y 55% de hidratos de carbono, con un porcentaje mayor de hidratos de carbono complejos.

 

 ¿Quieres saber más sobre diabetes tipo 2? Conoce «Esperanza en Diabetes» 

 

Insulina

 

La insulina es la hormona encargada de sintetizar las células beta del páncreas, responsable de que la glucosa sanguínea penetre en el interior de las células posibilitando el aprovechamiento de la energía que proporciona la glucosa.

Si la entrada de la glucosa en la sangre se ralentiza o se para, se produce un incremento de su concentración en sangre, dando lugar a un estado de hiperglucemia permanente, afección conocida como diabetes.

 

 

Diabetes

 

La diabetes es una enfermedad crónica que se caracteriza por una elevación permanente de los niveles de glucosa en sangre. Este incremento puede ser debido a tres causas:

• Disminución de la secreción de insulina por parte del páncreas.
• Insulinoresistencia: dolencia ocasionada cuando el páncreas sí libera insulina, pero esta tiene disminuida su eficacia y es incapaz de mantener el equilibrio glucémico.
• Combinación de ambas situaciones simultaneas.

 

Principales diferencias entre diabetes tipo 1 y tipo 2

 

Las principales diferencias entre padecer diabetes tipo 1 y tipo 2 se basan principalmente en su origen, la edad a la que aparece la enfermedad y el tratamiento farmacológico requerido.

 

¿Te parece interesante este artículo?

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

 

Diabetes tipo 1

 

La diabetes tipo 1 se origina cuando el páncreas es incapaz de sintetizar insulina, motivado por la destrucción de células beta. La única solución posible para revertir esta dolencia es el aporte externo de insulina en sangre externo mediante dispositivos.

Es habitual que este tipo de diabetes se presente en la infancia y/o adolescencia, originándose de manera rápida y abrupta.

El pilar fundamental del tratamiento para hacer frente a la diabetes tipo 1 es la administración de insulina, junto a una adecuada alimentación y práctica de deporte (conteo de raciones de raciones de hidratos de carbono).

 

 

Diabetes tipo 2

 

La diabetes tipo 2 se origina cuando la insulina liberada por las células del páncreas tiene disminuida su eficacia, es decir, no es capaz de introducir de manera correcta la glucosa sanguínea en las células.

Este proceso se conoce como insulinoresistencia o resistencia basal y se debe a una disminución en la sensibilidad a la insulina.

Cuando el páncreas percibe que la insulina que segrega es incapaz de mantener el control glucémico, comienza a segregar más y más insulina hasta llegar a agotarse.

 

 

A diferencia de la diabetes tipo, la diabetes tipo 2 se presenta de manera más lenta , asociada a factores tan diversos como es el sobrepeso, la obesidad, el sedentarismo, el alcohol o la edad.

Al inicio de la afección, el tratamiento se compone de fármacos que mejoren la sensibilidad a la insulina o que estimulen que el páncreas aumente aún más su secreción. Si son incapaces de conseguir estos objetivos, el médico los sustituirá por insulina, igual que en la diabetes tipo 1.

 

 

Por otro lado, una alimentación saludable es primordial para:  

• Controlar los niveles elevados de glucosa en sangre.
• Conseguir un normopeso, es decir, un peso que sitúe el índice de masa corporal (IMC) entre 18,5 y 24.9.
• Controlar otros factores de riesgo cardiovascular que suelen acompañar al paciente diabético tipo 2, como son los niveles altos de colesterol, triglicéridos y tensión arterial.

Por último, hay que recordar que, durante el tratamiento de la diabetes tipo 2, es necesario incluir la práctica habitual de ejercicio físico.

 

“Independientemente del tipo de diabetes que se tenga, si el tratamiento prescrito por el médico se comprende y se pone en práctica de manera adecuada, se va a conseguir mejorar el control de la diabetes con total seguridad”

¿TE HA PARECIDO INTERESANTE EL ARTÍCULO?

Si tienes alguna duda o sugerencia, estaremos encantados de responderte

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *