alimentacion-en-diabetes-diabetes-tipo-2.jpg

Índice de contenido:

 

Alimentos que refuerzan el sistema inmune en pacientes con diabetes

 

La alimentación es el aliado perfecto para reforzar el sistema inmune en pacientes con diabetes.

El sistema inmunitario tiene como misión protegernos ante cualquier posible ataque de bacterias, virus o cualquier otro organismo patógeno que pueda poner en peligro nuestra salud. Además, el sistema inmunitario tiene la capacidad de detectar su presencia, eliminarlos y reparar los daños causado.

Refriados como el catarro común o la gripe son las enfermedades de origen vírico, más habituales en época invernal. En ocasiones, la gripe puede ocasionar problemas en el sistema respiratorio, miocarditis e incluso, derivar en otras enfermedades crónicas.

 

 

La mejor defensa: un buen sistema inmunitario

 

Además del sistema de defensa físico formado por la piel, el vello corporal y las membranas mucosas, el cuerpo humano cuenta con el sistema inmunitario, responsable máximo de protección frente a agentes externos, cuando estas barreras físicas no son capaces de impedir su entrada.

 

“Mantener en buen estado del sistema inmunitario contribuye en la prevención de enfermedades”

 

¿Como podemos mejorar el sistema inmunitario?

 

Llevar un estilo de vida saludable sin duda es la mejor forma de contribuir a mantener y mejorar el sistema inmunitario.

Evitar el tabaco y limitar el consumo de bebidas alcohólicas fomentan la salud de nuestro sistema inmune. Además, es preciso otorgar la importancia que requiere el descanso y el control del estrés.

Si se padece dos episodios de estrés unido a un descanso deficiente, el organismo lo interpreta como una situación de peligro permanente, derivando en un desgaste que provoca una bajada en el nivel de defensas.

Por otro lado, la realización de actividad física y mantener una alimentación equilibrada y saludable son los dos hábitos que más contribuyen a la mejora del sistema inmunitario.

 

 

Alimentación saludable y sistema inmunitario

 

En ningún caso, una alimentación concreta por si sola, es capaz de evitar o curar una infección por virus.

Sin embargo, es cierto que existen nutrientes como las vitaminas (A, B, C, D, E, K) y algunos minerales (zinc, hierro, cobre, selenio) que contribuyen al correcto funcionamiento del sistema inmunitario.

Con una alimentación adecuada, es posible cubrir las necesidades diarias de vitaminas con el fin de conseguir un correcto desarrollo del sistema inmunitario, tanto en personas con y sin diabetes.

 

 ¿Sabes cómo mejorar tu diabetes tipo 2?
Conoce «Esperanza en Diabetes» 

 

Metformina y posible déficit de vitamina B12

 

Aquellos pacientes con diabetes en tratamiento prolongado con metformina pueden ver disminuidos sus niveles de vitamina B12, ocasionándoles problemas tales como anemia, apatía, falta de energía, problemas de insomnio (la B12 interviene en la producción de la melatonina, hormona del sueño); y entumecimiento y hormigueo en brazos y piernas.

En aquellos casos más severos puede llegar a ocasionar pérdida de memoria, osteoporosis e incluso, demencia. ¡Pero que no cunda el pánico! Ya que la vitamina B12 se encuentra en alimentos de origen animal como la carne, aves de corral, pescado, leche y huevos.

En el caso de las personas veganas necesitan una suplementación de este tipo de vitamina, ya que como hemos podido comprobar, la vitamina B12 sólo se encuentra en alimentos de origen animal.

 

 

 

Alimentos beneficiosos para el sistema inmunitario

 

Los siguientes grupos de alimentos son recomendados generalmente para toda la población, pero son más importantes aún en pacientes de diabetes por ser considerados población de riesgo.

 

Frutas y verduras

 

Las frutas y verduras son alimentos ricos en vitaminas y minerales. Es recomendable consumir tres raciones de fruta y dos de verduras diariamente. A continuación, vamos a destacar una serie de frutas y verduras ricos en vitaminas y minerales.

  • El mango es una de las frutas que mayor número de vitaminas aporta: A, B1, B2, B3, B5, B6, B9, C, E y K. Además de estas diez vitaminas, también aporta hierro, calcio, potasio, yodo, zinc, magnesio, sodio y fósforo.
  • Los espárragos contienen un alto contenido en vitaminas B1, B9, K y licopeno.
  • El aguacate es una fuente de 4 de las 14 vitaminas esenciales: B5, B6, B9 y E. El problema que presentan los aguacates es su elevada carga calórica. 
  • Uno de los alimentos que aporta mayor cantidad de vitamina C es el brócoli, además de ser un alimento ligero y bajo en calorías.

 

 

 

  • La calabaza se caracteriza por ser rica en antioxidantes, principalmente vitamina A o betacarotenos, B, C y E. No tiene contenido graso, pero sí otros elementos como minerales, fibra y agua. 
  • Las espinacas tienen un gran contenido en vitamina A, además de hierro y magnesio.
  • Una gran fuente natural de licopeno es la papaya, al igual que ocurre con los tomates o las sandías. La papaya presenta elevadas cantidades de vitaminasA, B1, B2, B3, D y E. Por si esto no fuera suficiente, la papaya es fuente de fibra y de minerales como el sodio, potasio, calcio, magnesio, fósforo, hierro, zinc y yodo.
  • En cuanto a las zanahorias, son hortalizas muy ricas en carotenos que son transformados por el hígado en vitamina A, necesaria para tener una piel sana y proteger la visión. Presenta propiedades antioxidantes que contribuyen a disminuir la aparición de enfermedades cardiacas y ayuda al sistema inmunológico. También son ricas en vitamina E y en minerales como el fósforo, potasio, magnesio, yodo y calcio.

Para los pacientes con diabetes se recomienda consumir zanahorias con moderación por su elevada cantidad de carbohidratos que se transforman en glucosa. En caso de su ingesta, debe comerse preferentemente cruda, ya que al cocinarla su índice glucémico se eleva.

 

 

 

Legumbres

 

El consumo de legumbres dos veces por semana junto a verduras y productos integrales como el pan, la pasta o el arroz, proporciona a nuestro organismo una rica fuente de proteínas, hidratos de carbono de absorción lenta, calcio, fósforo, potasio, hierro, fibra y vitaminas del grupo B.

 

 

Pescados

 

Consumir pescado en general y el pescado azul en particular es muy recomendable debido a su riqueza en ácidos grasos saludables.

En esta ocasión vamos a destacar el salmón, un pescado muy rico en ácidos grasos como el omega 3. Además, aporta una gran cantidad de proteínas animales de alta calidad y vitaminas (A, B1, B2, B3, B5, B6, B12, D y E) además de minerales como el magnesio, potasio y selenio.

El salmón es, junto al atún y la trucha, los pescados con mayor riqueza vitamínica, contribuyendo a la protección de enfermedades comunes y a disminuir el riesgo de accidentes cardiovasculares.

 

Aceite de oliva virgen extra y frutos secos

 

Gracias a su alto contenido en grasas saludables y sus propiedades antioxidantes, los aceites de olive virgen extra y frutos secos resultan alimentos muy saludables, aunque hay que ingerirlos con moderación debido a su elevado valor calórico.

 

Desde Esperanza Diabetes recomendamos consumir frutos secos naturales o tostados, evitando aquellos fritos o salados.

 

Dentro de los frutos secos las almendras y las nueces presentan una mayor riqueza vitamínica. Las almendras aportan vitaminas del grupo B1, B2, B6 y E, recomendado su ingesta con el fin de cuidar y prevenir accidentes cardiovasculares.

 

 

Por otro lado, el aceite de oliva virgen extra contiene vitaminas A, D, E, y K. Gracias a su composición, proporciona beneficios para la coagulación de la sangre y el metabolismo de los huesos, además de ayudar a controlar la presión arterial y la glucosa de la sangre.

Gracias a los polifenoles, antioxidantes naturales, el aceite de oliva virgen extra contribuye a prevenir enfermedades degenerativas y cardiovasculares aumentando el HDL (colesterol bueno) y reduciendo el LDL (colesterol malo)

Debemos mencionar también el importante papel que tienen las pipas de girasol en nuestra dieta. Son una gran fuente de vitamina E, además de proporcionar vitaminas como B1, B2, B3, B5, B5 Y B6, fibras y ácidos grasos saludables.

Se convierte en uno de los mejores antioxidantes naturales que ayudan a mantener las células sanas y participan en evitar que el colesterol se oxide engrosando nuestras arterias.

 

Hidratación

 

Aunque no sea considerado un alimento como tal, es muy importante prestar especial atención a la hidratación diaria, una forma de contribuir a mejorar el sistema inmunológico de nuestro organismo.

En pacientes con diabetes, es muy importante mantener una correcta hidratación. ¿Sabes cuánta agua hay que beber si eres paciente de diabetes? Además del agua, existen otras formas alternativas de hidratación, puedes consultarlas aquí, en el blog de Esperanza en Diabetes.

 

Propiedades de las vitaminas

 

Vitaminas del grupo B

 

Las vitaminas del grupo B participan activamente en el metabolismo celular e intervienen en la producción de energía y en el funcionamiento de los órganos. Veamos algunas de ellas:

  • Vitamina B1 o Tamina. Esta vitamina ayuda a las células del organismo a convertir carbohidratos en energía. En el sistema nervioso actúa como neurotransmisor.
  • Vitamina B3 o Niacina. Colabora en mantener el equilibrio químico de nuestro sistema nervioso.
  • Vitamina B6 o Piridoxina. Vitamina esencial en el desarrollo normal del cerebro manteniendo además el buen estado tanto del sistema nervioso como del sistema inmunitario.

 

 

 

  • Vitamina B9 o Ácido Fólico. Fundamental en los procesos biológicos de mantenimiento y reparación de las células. Junto con la vitamina B12, participa en la formación de glóbulos rojos.
  • Vitamina B12 o Cianocobalamina. Vitamina esencial para la formación deglóbulos rojos, en la regeneración de los tejidos y en la síntesis del ADN.

 

Vitamina C – Ácido Ascórbico

 

Las vitaminas del grupo C presentan funciones importantes sobre el sistema inmune, sistema nervioso; y reparación y mantenimiento de los tejidos celulares.

Favorece la correcta cicatrización de las heridas debido a su elevado poder antioxidante.

 

Vitamina A – Retinol

 

La vitamina A o Retinol es la encargada del mantenimiento de los tejidos y contribuye en el buen desarrollo de la vista, la piel y prevención de infecciones.

Al igual que la vitamina E, el Retinol o vitamina A es muy necesaria para el crecimiento y desarrollo del tejido epitelial como el ojo o el aparato respiratorio. Además, es una fuente imprescindible en el crecimiento de los huesos, en la reproducción y en el crecimiento del embrión.

La vitamina A mejora la función inmunitaria del organismo, consiguiendo reducir las consecuencias de algunas enfermedades infecciosas. Se caracteriza por ser un potente antioxidante que disminuye el riesgo de padecer cataratas y degeneración macular.

 

 

 

Vitamina D – Calciferol

 

Interviene en la mineralización ósea, absorbiendo el calcio y fósforo, así como en la coagulación sanguínea y en la función muscular.

Hay pocos alimentos que contengan la vitamina D siendo la radiación solar nuestro principal aporte.

 

Vitamina E – Tocoferol

 

Por su gran poder antioxidante, la vitamina E evita la oxidación de las células de los sistemas nervioso, muscular y cardiovascular, además de evitar la oxidación de las grasas, proteínas y ácidos nucleicos. Por otro lado, la vitamina E ayuda al cuidado de la piel.

Debemos mencionar el peligro de presentar niveles bajos de vitamina E en el organismo, ya que la carencia de estos se asocia directamente a trastornos neurológicos.

 

Vitamina K – Fitomenadiona

 

La vitamina K o Fitomenadiona, interviene en la coagulación sanguínea.

 

¿Te parece interesante el contenido?

SUSCRÍBETE A LA NEWSLETTER

 

¿TE HA PARECIDO INTERESANTE EL ARTÍCULO?

Si tienes alguna duda o sugerencia, estaremos encantados de responderte

Promedio de puntuación 4.5 / 5. Recuento de votos: 2

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *